Google+ Badge

domingo, 8 de mayo de 2016

Rogaine Ciudad de Villena

Marchando una de rogaines!
Este fin de semana pasado estuve en Villena, un pueblo de Alicante donde se celebraba una de las pruebas de Copa de España de Rogaine. Jaume, mi compañero habitual de estas aventuras orientadoras, estaba participando en otra carrera y no podía venir, así que al final acabé engañando a Ruben, un amigo de Lleida y compañero de algunas batallas en el pasado. Ruben no esta federado de orientacion asi que tenemos que participar en categoria popular, pero el mapa es el mismo asi que podremos comparar con todo el mundo. Francamente un poco paliza el bajar hasta Alicante en un fin de semana, sobre todo para él que era quien llevaba el coche. Y más aún cuando al llegar a Villena a eso de las 2 de la mañana de la noche del viernes al sabado, pusimos "Pabellón Municipal" en el GPS (porque era el lugar propuesto por la organización para dormir) y acabamos dando vueltas por callejones del centro del pueblo, yendo marcha atrás ante callejuelas por las que no entrábamos ni con calzador y total para llegar al "destino" y encontrarnos frente al castillo del pueblo. Una vez comprendido que nosotros buscábamos el pabellón "deportivo" y no "militar", acabamos en el buen sitio, con el único problema de que la puerta estaba cerrada. Después de dar una vuelta al recinto en busca de una entrada finalmente encontramos un cartelito destinado a los participantes en el rogaine, con un teléfono anotado. El comodín de la llamada hizo salir a un vigilante que nos abrió amablemente y nos llevó hasta un rincón del pabellón donde pudimos extender nuestros colchones y sacos de dormir para intentar descansar unas horas.
No muchas, porque poco después de las 8 apareció una horda de niños dispuestos a jugar su partido escolar de futbol sala, gritando como locos. Pues nada a levantarse...
Nos vamos para la salida, que está en Peña Rubia, un pueblecito a unos 5km, al pie de la sierra por donde tiene pinta que discurrirá la carrera. Viendo el terreno tiene pinta de que la salida va a estar en el borde del mapa, cosa que se confirma cuando nos dan el mapa a las 11:45. Nos disponemos a planear la táctica y para empezar, una primera dificultad. El mapa tiene dos caras!! Nunca me había encontrado esto. No veo ninguna indicación adicional así que nos pasamos un par de minutos intentando ver cómo encaja una cara con la otra. Al final cuadramos el puzzle de dos piezas y juntando mi mapa y el de Ruben empezamos a planificar el tema.
(Aquí tenéis la parte este...
... y la oeste)
Con la pérdida de tiempo me he estresado y no tengo la tranquilidad necesaria para empezar a sumar puntos e imponer algo de visión global al asunto. Tiene pinta que se tendrán que dejar muchas balizas sin hacer así que toca escoger si ir hacia el este o hacia el oeste. En cada extremo hay un grupo de balizas con bastantes puntos, pero en el este parece que hay menos desnivel. Pues venga, vamos hacia allá. Intentamos bordear la sierra y hacemos un recorrido en el sentido de las agujas del reloj. Salimos hacia 43-56-51, que están bastante juntas y si las hacemos bien nos dará moral. Iremos hacia el extremo este y volveremos por abajo, pasando por el avituallamiento de la 34. Ya veremos cómo llegamos allí y a partir de ese momento replanteamos lo que nos quede de carrera. Ritmo previsto, entre 5 y 6 balizas por hora, así que nos dejaríamos unas 20.
Para ser sincero en ese momento tengo la sensación de que hemos hecho la estrategia a boleo, pero un tipo de la organización canta que "Un minuto!", así que alea jacta est... Nos vamos hacia el arco de salida y cuando acaba la cuenta atrás salimos en dirección noreste en busca de la primera baliza, la 43. Como siempre la baliza es un calentón, todo el mundo sale estresado y yo más estresado que nadie. Llaneamos atravesando vaguadas con la referencia de un campo de frutales y una balsa a la izquierda, hasta que nos parece que hemos llegado a la vaguada buena y tiramos hacia la derecha, arriba. Hay un pedrusco allá al fondo que tiene toda la pinta de ser el que indica la leyenda del mapa. Correcto! Seguimos contando vaguadas camino de la 56, pero no atinamos y nos pasamos. Al final con una referencia de la forma del campo que hay al noroeste coreregimos y damos con la baliza sin perder más que un par de minutillos. De ahí hacemos rumbo contando más vaguadas hasta la 51, que se deja hacer más fácil y vamos a buscar un sendero que llanea y que nos dirige hacia la 62, con un repecho final que empieza a sacar los colores.
Después de este inicio de orientación un poco más fina, ahora nos toca una tirada larga hasta la 49, sin ninguna dificultad especial. Con la referencia de varias pistas también se hace fácil la 47 y un senderillo lleva sin pérdida a las proximidades de la 83. Tomamos como referencia la línea de alta tensión y un punto en el que cambia de dirección, pero aun así nos cuesta dar con el talud en el que se encuentra la baliza. Finalmente después de varias idas y vueltas Ruben la encuentra. Siguiendo con la política de minimizar desnivel obviamos totalmente la 50 ue está en lo alto de una loma y nos vamos a la 75 por la carretera y subiendo campo a través por el lomo de la montaña.

De ahi rumbo este tomando un par de senderos, una vaguada y un campo de frutales como referencia y tachamos la 45 detrás de un montículo. La 70 está cerca, aunque el terreno es algo incómodo y nos liamos un poco hasta que la encontramos entre unas rocas. La siguiente es la 102, que vale nada menos que 10 puntos. Me da bastante miedo porque está a media ladera subiendo por zona de vegetación y sin muchas referencias. Atacamos desde el campo naranja del este y siguiendo el rumbo que marca la brújula. Milagrosamente acertamos de lleno. Con la moral alta salimos a lo alto de la loma y seguimos dirección oeste a la 67, coincidiendo con varios equipos. Ruben y yo ahora tenemos la 80 en la lista de los encargos, así que salimos hacia el suroeste y tras una pequeña confusión junto a una cantera atravesamos unos campos y subimos la montañita en cuya cima está la baliza.
Vuelta para abajo, cruzamos más campos y atacamos la 57 por una vaguada y una zona de vegetación poco evidente pero resolvemos bien el problema. De ahí hacia la 91, decidimos bordear a nivel por la montaña, bajar a la vaguada siguiente y justo donde cruza una pista, tomar el barranco de enfrente y subir hasta los 9 puntos de esta baliza. La idea inicial después de la 91 era hacer 40 y 84, pero Ruben propone ir a la 54 en lugar de la 40. Por qué no, buena idea. Menos distancia total y el trayecto 91-54 se puede plantear más o menos a nivel. Al final el terreno nos empuja un poco hacia abajo, con el consecuente repecho posterior, pero marcamos estos 5 puntos sin demasiados problemas. De aquí a la 84 no es más que bajar en plan jabalí al fondo de una vaguada y seguir descendiendo por el barranco. Algo peor nos sale el trayecto posterior a la 52, que queríamos hacer a nivel pero acabamos saliendo a los campos mas al sur y teniendo que remontar después

El calor aprieta y vamos justos de líquido asi que vamos buscando ya la baliza 34, donde hay un avituallamiento. Antes toca pasar por la 44, cosa que conseguimos poniendo tumbo oeste hasta un collado por el que pasa un sendero y de ahí a nivel hasta el árbol donde está la baliza. Pese a no ser la opción más recta, optamos por deshacer y llegar fácilmente a la baliza-avituallamiento por sendero y pista. Bebo agua como si lo fueran a prohibir, relleno botellines, como platanos y naranjas y seguimos adelante por una pista camino de la 81. Una curva nos sirve para atacar la baliza por una vaguada de vegetación boscosa (el verde del mapa) bastante incómoda. El mismo tipo de vegetación nos encontramos en el trayecto a la 63, que se realiza a nivel y que me da bastante miedo. No veo claro identificar las diferentes vaguadas y al final lo que nos salva el pellejo es un depósito que se ve al otro lado del valle y que nos sirve como referencia. Resolvemos la papeleta bastante bien y de ahí nos vamos a subir a lo alto de la montaña de más al sur y bajamos al otro lado por terreno muy guarro hacia la 64. Seguimos flanqueando al sureste y a la tercera vaguada bajamos por ella hasta dar con la 66, para seguir bajando después hasta un sendero desde donde atacaremos la 59. Pero al tomar el sendero nos relajamos un momento y a la que me doy cuenta nos hemos pasado. Hemos perdido las referencias. Yo iba buscando un camino que tenía que salir a la derecha. No lo he visto pero nos lo tenemos que haber pasado. Al final acabo tomando como referencia una vaguada de la montaña y deshacemos camino. Algo estresado me meto por una loma a la izquierda pero no es la que toca, es demasiado pronto, así que volvemos a tomar rumbo oeste con la esperanza de encontrarnos con la baliza, con un camino, con gente o con algo que nos de una pista. Al final encontramos al traza que sale en el mapa justo al este de la baliza y un poco más allá gente que viene de fichar. Bueno, ha sido el fallo más gordo de orientación durante la carrera, calculo que una pérdida de entre 5 y 7 minutos. Si no tenemos más fallos tampoco será una catástrofe.

Ya se va acabando la cosa. Nos queda 1h y media de carrera y toca ir viendo cómo cerramos el tema. Parece que la manera de recoger más puntos es hacer una secuencia 35-68-82-73-39. No nos podemos ir más lejos, tenemos varias opciones para recortar si el tiempo apremia y la verdad es que tampoco hay muchas más balizas por la zona que nos planteen otras opciones interesantes. Lo demás son "treses" (36, 32, 31, 37) que no valen la pena. Así que nos vamos a la 35 fijándonos en el relieve y a la 68 por un pechugazo de subida que a estas alturas de la carrera hace pupa. Podríamos flanquear hacia la 82 pero no veo claro que el terreno vaya a ser de paso fácil, así que acabamos de subir la montaña y bajamos por la loma hacia la baliza, que encontramos tras una roca. Campo a través y hacia el norte, rumbo a una carreterilla donde hay un avituallamiento. Llegamos a ella cuando falta poco más de media hora para el tiempo límite de las 6 horas. Planteamos la situación con Ruben y decidimos ir a buscar los siete puntos de la 73. Las fuerzas están justillas pero no está lejos y son muchos puntos, Si no los hacemos nos arrepentiremos. Así que subimos hasta un repetidor, en cuya cima está la baliza y damos media vuelta para lanzarnos por la carretera. Pasamos junto al avituallamiento y un poco más allá nos metemos a la derecha para ir a buscar la 39. Nos quedan 17 minutos. Vamos bien. La vegetación hace que el terreno no sea una autopista pero en peores plazas hemos toreado. Bastante relajados salimos a la carretera de abajo y recorremos el último kilómetro hasta al urbanización de la que hemos salido esta mañana y donde está la meta. Llegamos con unos 10 minutos de margen, pero no nos daba para hacer ninguna otra baliza. Es lo que hay, resultado: 175 puntos.

En el momento de la llegada no sabemos qué posición implica esta puntuación. Cada equipo llega cuando llega y además el ambiente es como cuando sales de un examen de la uni... "Qué tal te ha ido?"... "Bueno, bien, hemos ido haciendo"... "No sé..." ... "Mucho calor...". Pero al final toca esperar a la cena para que saquen las clasificaciones. Cuento que probablemente hayamos ganado la categoría popular, pero finalmente la sorpresa es más positiva aún porque hemos hecho la mejor puntuación de toda la carrera, contando los equipos que participaban en la categoría oficial (para federados... que nosotros no nos habíamos podido inscribir porque Ruben no está federado... creo que lo he explicado antes... me repito, lo sé...). Así que muy contentos! Desafortunadamente (e injustamente, creo yo), no disfrutamos del vale de 50 euros en material de orientación (con el que me hubiese comprado una brújula nueva, que de las dos que tengo, una está rota y la aguja va al aire, y la otra tiene una burbuja que no veas (aclaración para los no freaks de orientación (aunque probablemente los no freaks de orientación hayan dejado de leer hace bastante rato): las brújulas de orientación tienen la saeta dentro de un espacio con líquido, si no me equivoco para ganar estabilidad en el movimiento de la flecha, así que si entra una burbuja eso la hace menos estable, en fin...). A lo que iba, que el vale fue para los primeros de categoría masculina y las primeras de categoría femenina, cuando los que hicimos más puntuación en total fuimos los primeros de categoría popular (nosotros) y los primeros de categoría mixta (Entrebalizas, de Madrid). En fin, aunque no sea lógico, estaba escrito en la Constitución (el reglamento), que diría aquel...
Y esa fue la historia. Acabamos el día con una agradable cena en el centro de Valencia con amigos míos de Orea a los que siempre es un placer encontrar de nuevo y el domingo por la mañana, tras la horchatita de rigor, paliza de kilómetros de vuelta a Lleida y Girona.
Siguiente objetivo, Cursa de Muntanya del Voltreganes, el domingo que viene, pero como esto lo estoy escribiendo "el domingo que viene" pues ha sido hoy... En fín, que lo dejamos para el post que viene...

Besos y abrazos







2 comentarios: