Google+ Badge

domingo, 21 de mayo de 2017

Rogaine Montes Comunales de Adamuz

Seguimos con la tónica orientadora de este inicio de temporada. La próxima en principio será de montaña pura y dura, sangre, sudor y lágrimas... Por el momento un nuevo rogaine, en un entorno diferente. Ya sabéis las normas: un cierto tiempo (6h en este caso) para hacer el máximo número de puntos posible de entre las balizas que salen el mapa (y los puntos se corresponden con el número de las decenas del número de la baliza).
Este rogaine no estaba previsto hace un par de meses, y menos aún cuando andaba peleándome con las contracturas de mi gemelo, pero visto el giro que han tomado las cosas y el buen papel en el Campeonato de Europa, nos animamos y decidimos apuntarnos a esta prueba de la Liga Española de Rogaine (la liga de la FEDO, después está la de Iberogaine, dos organizaciones distintas que montan cada campeonato por separado... los motivos no os los sabría explicar pero en fin, así son las cosas...). No os negaré que pegarme 1000km de ida y otros tantos de vuelta en un fin de semana me daba un cierto palo, sobre todo por el palo que suponía para el bolsillo, pero una combinación de avión a horas intempestivas, furgoneta con amigos, trayecto en Blablacar, etc. hizo que todo el periplo resultase realtivamente asequible así que para allá me fui.
Después de un vuelo de buena mañana y una improvisada jornada laboral en Madrid, me encontré con Aurelio, nuevamente mi compañero de equipo, y nos fuimos hacia casa de Berni y Ana, dos amigos con quien disfrutamos de un ameno viaje en furgoneta, autovía A-4 abajo, rumbo a Adamuz, un pueblecito situado unos 50km al noreste de Córdoba (conocí el paso ese de Despeñaperros, que sale siempre en la información del tráfico y me lo imaginaba como una especie de escaleras de Cirith Ungol, camino de Mordor...). Como en casi todos los Rogaines, la organización ofrece la posibilidad de dormir en lo que tradicionalmente se conoce como "Suelo Duro", que en este caso era el pabellón del pueblo, pero bueno, somos gente austera y dormimos tan ricamente.
Así que sin más preámbulos nos plantamos en la mañana del sábado, a las 11 de la mañana, en una finca en medio de los Montes Comunales, un espacio natural a unos 30km al norte de Adamuz. Hay unas nubes grises que amenazan hacernos salir empapados, pero al final todo se queda en una falsa alarma. Solo con 7 minutos de margen nos dan el mapa para que preparemos la estrategia:

Una cuestión diferente esta vez es que el mapa tiene dos caras, que conectan en la parte noreste de la primera cara, por las balizas 72 y 74. La salida (y meta) se encuentra en el medio de la primera. Cosas que vemos:
- El mapa es 1:15000, una escala relativamente detallada (1cm = 150m) por lo que es de prever que "avancemos rápido" por el mapa.
- Hay un montón de balizas, tantas como 65, la mayoría de ellas en la primera cara del mapa, donde hay una densidad enorme. En cambio en la segunda cara hay pocas pero valen muchos puntos (5 10's, 1 nueve y los dos 7's que conectan con el resto del mapa).
- Una segunda zona con bastantes puntos es el extremo sur del mapa (84-86-82-95-105).
- Por las curvas de nivel parece que haya muchos desniveles pero cuidado porque la equidistancia es de 5m (5 metros de desnivel entre cada par de curvas), así que es menos que habitualmente y pendientes que nos parecen imposibles sobre el mapa puede que no lo sean tanto.
-  No hay prácticamente zonas de vegetación impenetrable, así que no va a haber mucha necesidad de basarse en los caminos para ir de un lado a otro.

Y poco más vemos, porque en 7 minutos no da tiempo de nada. Lo único que tenemos claro es que salimos hacia el noreste a cubrir la segunda cara del mapa, donde hay muchos puntos y parece que más separados y por tanto se trata de una zona más dura físicamente. Para ir hacia allí salimos hacia 35-47-59-93-55-74, y así recogemos las balizas de la parte Este. Una vez cubierta la segunda cara del mapa, volveremos a la primera por la parte norte e iremos recorriendo el mapa en sentido antihorario. Una particularidad es que la carretera que parte el mapa por la mitad sólo se puede cruzar por una serie de pasos que están marcados en el mapa, lo cual condicionará la elección de itinerario entre algunas de las balizas. Vamos uniendo las balizas sobre el mapa pero antes de llegar a la mitad sur nos cantan que queda un minuto, así que ya improvisaremos sobre la marcha. Nos tomamos el tiempo justo para ubicarnos y ver la dirección de salida, hacia la baliza 35, que estará en un montículo que se ve al otro lado de la carretera.

(Os pongo el recorrido aquí abajo en imágenes bien grandotas, tranquilidad que no voy a explicar al detalle las 65 balizas... sólo algunas pinceladas de como fue la cosa en general)
 
 
La salida se nos da bastante bien y atinamos bien las primeras balizas. Al llegar a la tercera me doy cuenta de que sólo han pasado 8 minutos y que la dinámica va a ser diferente que en los rogaines a los que estoy acostumbrado, por no hablar ya del Campeonato de Europa, donde nos tirábamos 20 minutos sin oler una baliza. Aquí el mapa avanza rápido, así que de momento vamos a ir haciendo sin descartar ninguna. Llegamos a la baliza 72, que da acceso a la cara opuesta del mapa. Aquí las cosas cambian un poco y las distancias crecen. Los parciales entre balizas nos salen del orden de 10 minutos. Para hacerlas todas deberíamos los parciales a una media de unos 5'30''. Todo lo que pase de ahí son deudas que tendremos que compensar con parciales más cortos. De todas formas si el resto del mapa es como las primeras que hemos hecho (parciales de 2-3 minutos) de momento no hay de qué preocuparse).
Así que recorremos toda esta cara, combinando caminos de fácil correr con rumbos a través de bosque de pinos de muy buena penetrabilidad, todo ello amenizado con grupos de ciervos que pasan corriendo de un lado para otro. Un ambiente de lo más bucólico. Sin más problemas que el de las distancias, cubrimos toda esta zona intentando minimizar desniveles (74-90-103-101-102-100-104-74). Sólo en el último parcial (104-74) tenemos la duda de si rodear por caminos hacia el sur, pero se da mucha vuelta y no ahorramos demasiado desnivel, así que tiramos recto por una subida que se nos pasa más rápido de lo esperado. De vuelta a la primera cara del mapa, volvemos a la dinámica de balizas próximas y rápidas que van cayendo sin demasiados problemas. La estrategia parece bastante lógica, sólo con la duda de en qué orden hacer 38 y 39 tras cruzar la carretera en un avituallamiento líquido.
El terreno permite una orientación divertida que combina referencias de todo tipo (montículos, vegetación, vaguadas) y en la que no usamos demasiado los caminos existentes. Llegamos al extremo noroeste del mapa e iniciamos una trayectoria bastante directa hacia el extremo sur. Hay un valle que pasa bastante próximo al extremo oeste del mapa y que delimita más o menos lo que vamos a hacer de "bajada" hacia el sur y lo que dejamos para el final. Nos interesa asegurar que llegamos bien al extremo sur, donde hay muchos puntos, y de esa forma dejamos las balizas de la zona central, de menos puntos, para poder adaptar la estrategia al final, cuando estemos ya cerca de la meta. Así que esa migración hacia el sur nos lleva por los controles: 75-87-83-64-96-65-80-52-106-66-94-70.
En esta tirada únicamente nos surge la duda del órden de las balizas 80-52-106-66, que según esta opción nos obliga a un sube baja (en comparación con la opción 80-106-52-66 que implicaría más distancia pero menos desnivel). Visto lo visto me pareció bien nuestra elección.
Ya metidos en la zona sur y en una zona del mapa que no nos había dado tiempo de mirar al principio, improvisamos un bucle que parece bastante evidente: 70-51-53-48-42-84, balizas muy próximas con algún parcial del orden del minuto y medio. Vistas las balizas que ya hemos hecho y el tiempo que llevamos, va tomando forma la posibilidad de completar todo el mapa y de hecho si no tenemos problemas, hasta con cierta holgura. Tras zamparnos las tres suculentas balizas del extremo sur (8, 9 y 10 puntos), empezamos el regreso hacia el norte. El bucle que hemos hecho antes hace que la vuelta sea bastante lógica: 62-44-92-91. Dejamos la 61 para después, tras cubrir un pequeño bucle de tres balizas (73-97-81) que se nos ha quedado colgado al otro lado de la carretera.
 
 
Pasada la 61, nos dirigimos hacia la última zona que nos queda por recorrer, la del centro del mapa. Las balizas 71 y 50 caen rápido pero tras un recorrido prácticamente inmaculado que nos tenía de lo más contentos, nos encallamos en la baliza 54. Tras describir un rumbo correcto desde la baliza 50, entramos en la vaguada buena pero buscamos la baliza más abajo de la cuenta, y al no encontrarla nos planteamos si nos hemos equivocado de vaguada. Atravesamos hacia el sur hasta la siguiente, donde encontramos un camino, que identificamos en el mapa y nos hace ver que ya estábamos bien antes. De vuelta a la vaguada anterior buscamos más arriba y acabamos dando con el control, tras perder 3 o 4 minutos en lo que creo que fue el fallo principal de orientación de nuestra carrera (lo demás creo que lo hicimos bastante bien).
Con algo de mal sabor de boca nos volvemos a centrar y tomamos rumbo norte, describiendo un bucle en sentido horario que nos lleva a completar el mapa minimizando las distancias en línea recta, siguiendo la secuencia: 63-46-34-33-45-32-43-31-41-40-56-36. Llegamos a la meta en 5h y 5 minutos, personalmente con la sensación de haber hecho el mejor rogaine de mi vida. Sensación de un sólo fallo en las 65 balizas, una distancia recorrida de 38km con 2000 metros de desnivel positivo. Menos que otras veces pero si lo proyectamos a 6 horas nos llevaría a una distancia de unos 45km y 2400m que para ser un rogaine "no de caminos" está muy bien.

Para acabar vamos a hacer algo de análisis técnico (supongo que los que hayáis llegado hasta aquí igual hasta os interesa :-p )
Aquí van los puntos y balizas por parciales:
 - 0h-1h: 80 puntos (11 balizas)
 - 1h-2h: 77 puntos (13 balizas)
 - 2h-3h: 88 puntos (13 balizas)
 - 3h-4h: 99 puntos (13 balizas)
 - 4h-5h: 69 puntos (16 balizas) (la última baliza, 36, fue a las 5h3', pero bueno, la meto en el mismo saco)

Vista la evolución, creo que nuestra estrategia fue bastante correcta y equilibrada. La última hora tiene menos puntos porque dejamos para el final las balizas con menos puntuación, cerca de la meta. El hecho de que la franja 0h-2h tenga menos puntos que la franja 2h-4h viene de que la segunda cara del mapa, que cubrimos entre los 30' y la 1h20' de carrera, tenía las balizas más separadas. A pesar de valer más puntos, esta zona salía menos rentable en "puntos por tiempo" que el resto del mapa. De todas formas para optar a cubrir todo el mapa hacía falta ir a por ello y partiendo de ahí, cuanto antes mejor. En el resto del mapa podemos tener dudas en el orden de las balizas 38 y 39 y en el orden de las balizas 80-52-106-66. Creo que yendo físicamente bien, la forma en que las hicimos no estaba mal. En todo caso creo que estaríamos hablando de diferencias del orden de 1 o 2 minutos a lo sumo.

A nivel de material:
- Mochila: como de costumbre corrí con la mochila Ultimate de 11 litros, que va sumando agujeros y en algún momento habrá que cambiarla o acabaré perdiendo todo el material por el camino.
- Zapatillas: las Brooks Cascadia 11, que ya se han quedado como destinadas a los rogaines, muy a su pesar, ya que a base de zarzas les empieza a salir una vía de agua en la parte delantera
- Bebida: los dos bidones de 600ml de rigor, que esta vez fueron más que suficientes porque había bastantes avituallamientos líquidos y además bajaba agua por todos lados.
- Comida: unas barritas de sésamo y miel que he encontrado en una tienda bio aquí en Girona, muy ricas, fáciles de comer y bastante energéticas

Eps! Y la camiseta de Aligots! Regalo que agradecí mucho tras la charla del otro día sobre el Campeonato de Europa :-).

Venga pues, el próximo fin de semana rumbo a los Picos de Europa para correr el Desafío el Cainejo, la primera prueba de la serie Alpin Ultras. Un paréntesis entre tanta baliza.

Besos y abrazos

P.D: ahí van unas fotillos de la carrera! (como podéis ver toca cambiar la gorra con la que he pasado tantas aventuras...)