Google+ Badge

lunes, 13 de octubre de 2014

Reflexiones sobre el Tor

Aprovechando que por primera vez en bastantes fines de semana me he quedado en mi apartamento en modo relax, que hace unos días estuvimos discutiendo el tema con tres de los lectores más fieles de este blog y que me aburro, voy a escribir algunas cosillas sobre las condiciones en las que se corre el Tor des Geants. Esta carrera nació en el año 2010 como una experiencia diferente al resto de carreras que se corrían (que yo sepa) hasta entonces, en la que el desnivel y la distancia hacen que sea mucho más difícil gestionar el esfuerzo mental, el material necesario en cada caso y sobre todo la cuestión del sueño. En la dinámica de planteamiento de retos personales que se ha generalizado en el mundillo, no es de extrañar que una carrera como esta acabara atrayendo a corredores de todo el mundo. Y con los corredores, sube el nombre de la carrera, y con el nombre de la carrera el nivel de los participantes, la repercusión mediática de los primeros clasificados y, por tanto, el interés por ganar o hacer la mejor posición posible.

Ya el año pasado está dinámica llevó a algunas polémicas. Vaya por delante que a información que yo tengo es la que saco de mirar los parciales y la que oigo de la gente que conozco, que empieza a ser bastante, pero que son mayoritariamente españoles, así que no hay que descartar una cierta subjetividad en las fuentes. De todas formas intentaré evitarla.

 A la vuelta del Tor 2013 (como espectador) ya escribí un post comentando un poco los rumores que circulaban por allá. Tengo compañeros que habiendo adelantado a Francesca Canepa (primera clasificada) se la encontraron delante unos kilómetros más lejos. Eso, si se quiere, puede tener la explicación de que te haya pasado en algún avituallamiento en el que tu estás sentado tranquilamente y ella pasa como un rayo porque la llevan avituallando dos kilómetros, o que te hayas echado un sueñecillo y no la hayas visto... Lo que si es cierto es que la evolución de la carrera en cabeza de las chicas fue extraña. En el tramo de Niel a Gressoney (km186 a 200) Nerea Martínez está alcanzando a Canepa, que andaba en cabeza hasta ese momento. Nerea recorre el tramo en 3h47' mientras que Canepa lo hace en 4h54. Como referencia, Iker Karrera (ganador en chicos) lo cubre en 4h2', pero hay que tener en cuenta que Iker se para a dormir en Niel, si no recuerdo mal 1h15'. En otras palabras, Iker recorre este trozo 52' más rápido que Canepa a pesar de haberse parado a dormir más de una hora. Dudo que Canepa se parase a dormir en este tramo porque como cuento ahora, lo hizo en Gressoney, así que parece que llevaba un ciego de categoría.

La italiana llega a Gressoney y la meten en una sala con su equipo de asistencia, haciendo salir de alli a la gente que había. Esto me lo cuentan dos personas distinas que estaban en esa sala. A la pregunta de con qué excusa, no hay respuesta. Canepa descansa en esa sala durante 1h26, por 32' de Nerea, que la ha adelantado. Pasado ese tiempo sale y la comparativa de tiempos en el tramo siguiente, hasta Valtournenche (km236) es la siguiente:
Iker Karrera (1er clasificado):
-Gressoney - Crest (km200 - 218): 3h54'
-Crest - St Jeaques (km218 - 222): 1h28'
-St Jeaques - Valtournenche (km222 - 236): 3h43'
TOTAL: 9h5'

Oscar Pérez (2o clasificado):
-Gressoney - Crest (km200 - 218): 3h52'
-Crest - St Jeaques (km218 - 222): 1h17'
-St Jeaques - Valtournenche (km222 - 236): 2h48'
TOTAL: 7h57'

Francesca Canepa:
-Gressoney - Crest (km200 - 218): 3h6'
-Crest - St Jeaques (km218 - 222): 1h8'
-St Jeaques - Valtournenche (km222 - 236): 3h36'
TOTAL: 7h50'

(esto lo he sacado de un Excel que tenía, donde no salen los tiempos de Nerea, así que no los puedo comparar, pero Canepa la adelantó sobradamente en este tramo)

Me queda la duda de si Iker se paró a dormir en el tramo St Jeaques - Valtournenche, donde su parcial es sensiblemente más lento que el de Óscar, con el que hasta ahí iban a ritmos coherentes. Pero vamos, que los tiempos indican una resurrección de la italiana, que pasa a ir a ritmos superiores a los de los dos primeros chicos. Se habló de que si había hecho un tramo en coche, que qué pasó en esa sala... Lo cierto es que saliendo de Gressoney hay un tramo de 4 o 5kms de carretera en el que el recorrido real va cruzando de un lado a otro, callejeando por alguna aldea y añadiendo pequeños repechos para putear al personal. Si tomas la carretera recto puedes ganar varios minutos, y si lo haces en coche ya ni te cuento. Después vienen 1400m de subida y una bajada bastante técnica. Sinceramente, sacar tres cuartos de hora en 18kms (hasta Crest) a un Iker y un Óscar que también acaban de descansar (Óscar se para 50' en Gressoney), me parece cuanto menos raro. El parcial de Canepa es el mejor de los 20 primeros participantes (y probablemente de toda la carrera), únicamente comparable al de Salva Calvo, con el pequeño detalle de que Salva se había parado a dormir como 8 horas entre Sassa y Niel, y venía como un avión. Si miramos el tramo entre Crest y St Jeaques, se trata de un conjunto de pistillas que suben y bajan por una zona de esquí. Una serie de repechos que conociendo la zona estoy seguro que se pueden evitar. Y siempre quedará el recurso de decir que has perdido las banderas y que ibas hacia el pueblo que se ve ahí abajo... Si tienes un jeep o un quad puede ser includo más cómodo. No digo que Canepa hiciese todo esto. Lo que objetivamente se puede afirmar es que esto se puede hacer y que los números son los de más arriba.

Canepas aparte, otra historia de primera mano y también de 2013, es la de cómo Óscar Pérez se encuentra un coche en medio de la noche que le baja la ventanilla y le ofrece unos bastones... Hasta que el ocupante (me han dicho que el padre de Franco Colle, aunque poco importa si es su padre o su primo segundo) saca la cabeza por la ventanilla y se da cuenta de que no es quien esperaba, los esconde y se va. ¿Prohibida la asistencia fuera de los avituallamientos? Visto el resto de cosas que se comentan tampoco nos vamos a rasgar las vestiduras por unos bastones, pero en fin, una muestra del percal...

Eso lleva a que la gente se empiece a mosquear y corredores que llevan participando desde las primeras ediciones clamen al cielo. Salva Calvo, asíduo de las primeras posiciones de este tipo de aventuras y que se caracteriza por un lenguaje directo y una diplomacia guardada en el baúl de los recuerdos, publicó uno de sus posts incendiarios en su blog:
http://salvacalvo.blogspot.fr/2013/09/tordesgeants-2013.html (en la primera parte explica su carrera y en la segunda se caga en todo)

Y así llegamos a la carrera de 2014, con la descalificación sonada de Francesca Canepa. La explicación oficial es que no ha fichado en el control de paso de Goillaz (km107). Al parecer Canepa estaba a mi lado llorando porque le acababan de cortar el brazalete con el chip mientras yo comía en el control de Donnas, pero yo no me di cuenta y la primera vez que oí hablar del tema fue cuando me lo contó Gianluca (el italiano con quien compartí la primera parte de la carrera) mientras subíamos hacia el Refugio de Coda. A partir de ahí era la comidilla de todos los avituallamientos. Enseguida apareció la palara "coche". "Hay un corredor que la ha visto subirse en un coche" "Hay fotos de Canepa en un coche en marcha"... En Niel, uno de los chicos que hacía la asistencia de Armando Teixeira me dijo que estaban las fotos en Facebook y en la Gazzetta dello Sport. Todo el mundo tenía un amigo que había visto las fotos, como en el célebre episodio de Ricky y la mermelada... Al final parece ser que todo empezó cuando un italiano (Rossi, Fabio, Paolo o algo así...) llegó al avituallamiento de Chardonney (creo) en el km129 y se encontró allí a Canepa. Él pensaba que la llevaba detrás y le dijo algo así como "Qué tal ha ido el viaje en coche?", delante de toda una serie de gente, periodistas incluidos. Y ahí comienza el alud. Después resulta que todo empieza en la base de vida anterior.
Canepa está en Cogne de las 4:23 a las 4:57. Rossi está ahí parado de las 3:58 a las 5:02. Al parecer al tal Rossi le coge un apretón justo antes de salir y va al lavabo y justo en ese momento se va Canepa mientras el señor Rossi está plantando su pino. Con medio kilo menos en el estómago Rossi sigue adelante sin sospechar que Canepa  le ha adelantado y por eso le suelta eso cuando llega a Chardonney. Lástima porque no encuentro un link en el que un tipo había hecho un análisis ultraminucioso en plan "4.57: Canepa llega a Cogne; 5.00: Rossi va al lavabo; 5:02: Canepa sale de la base de vida...". Me pareció todo bastante sólido. Después el tal Rossi, que debe ser un pieza de cuidado, dijo que quizá es verdad que Canepa no había cogido un coche... Deben ser la mar de amigos ahora...

La cuestión, Rossis aparte, es que Canepa no fichó en el control del km 107 en Les Goilles. Un par de enlaces:
y su explicación de lo que pasó allí:
“yo me encontraba en el punto de Les Goilles. Como es una zona del Tor des Geants que me encanta, me detuve unos momentos. Por no molestar a los voluntarios, que estaban dentro, me quedé fuera para beber. En ese momento no sabía que este era un punto de control y es algo que los corredores no estamos obligados a saber”.


Al parecer han presentado unas fotos de turistas en las que está a 500m del control. Lo cierto es que recuerdo ese control (yo pasé sobre las 9 de la mañana) y eran un par de carpas junto a una casa, con un par de bandejas con galletas y un par de termos con agua y té. Creo recordar a dos tipos bastante empanados. A pesar de que desde la organización se llaman de un control a otro, si me dices que la italiana los ha pillado durmiendo casi que me lo creo. De todas formas, con el reglamento en la mano, si no fichas en un control por el motivo que sea, estás descalificado. El problema es que hay tantas otras cosas en las que no se tiene el reglamento en la mano... Yo sinceramente no era consciente de la gravedad de que no te anoten el número. Por sistema cuando veía a alguien de la organización o a veces hasta a los turistas les iba diciendo "nuove, tré, quattro...", pero más por precuación que por otra cosa. Dicho de otra forma, que podría haber pasado por un avituallamiento y si no me lo preguntan pues no haber dicho nada. ¿Qué ocurre? Pues que hay otros casos en los que no se ha fichado en un refugio y no ha pasado nada. Por ejemplo, Gianluca, con el que compartí muchos kilómetros, que era muy buen tío y que no le ví hacer ni tener pinta de hacer nada irregular, pasó de largo en el Refugio de Frassati en la última subida al Malatra. Por eso Salva y Óscar, que en ese momento estaban en el refugio después de haber abandonado la carrera, cuando llega Egoitz Aragón (primer español) le dicen que va 10º, cuando en realidad es 11º. Ya conté también mi historia en la que llego al refugio Bertone, a 4kms de meta y me dicen que el siguiente acaba de pasar por Bonatti y está a más de una hora, y dos minutos después aparece un tipo por el camino... Dos ideas para resumir: se puede descalificar a Canepa por saltarse un control pero como a ella, a unos cuantos. Y segundo, después de ver sus argumentos y cómo cuando llegó el último corredor (momento álgido del TOR) ella estaba allí dando la cara en la plaza de Courmayeur, me quedo con la sensación de que le ha caído el muerto en una vez en que NO ha hecho trampa. El último párrafo de la crónica de Salva me da la impresión de que va por el mismo camino: http://salvacalvo.blogspot.fr/2014/09/tor-2014.html


Con toda esta historia a uno le viene a la cabeza otro rumor que surgió este año en la Ronda dels Cims sobre los últimos kilómetros de Emilie Lecomte (le tenía que caer una, lo sabéis...). Mi amiga iba segunda en la última bajada, con Nerea Martínez recortándole desde la 3ª plaza. Para los que no lo conocéis, los últimos 8 kms de la Ronda son por una serie de pistas que van paralelas a la carretera que recorre el valle, con bastantes puntos en los que se cruzan. Uno de los acompañantes de Nerea (podéis dudar si queréis de la objetividad) afirma que la vio subirse a un coche (el link era a una página de Facebook que ya no está disponible). El GPS presenta algunas irregularidades en ese tramo con puntas de velocidad de 24 por hora pero la organización dice que entra dentro de la posible imprecisión del aparato. Total que dejaron la clasificación con Emilie segunda y Nerea tercera. Ahí van algunos links para el que quiera profundizar en el tema (ya sé que no abrís ni uno, cabrones... ;-) ):

La aparición de todas estas polémicas, cada una con sus más o menos motivos, son el lado negativo del desarrollo de este deporte. Es mucho más fácil crear un rumor que deshacerlo, difundir una mala opinión que corregirla, eso está claro. Puedo decir que por las posiciones en las que me muevo, coincido bastante con la cabeza de carrera de las chicas y que me he cruzado varias veces con Lecomte y con Canepa. Como habrá quedado claro en otros posts, no me gusta la actitud que les he visto, sobre todo a Emilie, durante las carreras. Un grado de competitividad que se sobrepone al compañerismo que debería caracterizar este deporte. Recuerdo a Canepa saliendo, con los ojos inyectados en sangre y apartando al que se pusiese por delante, de la base de vida de Valgrisenche porque Emilie había cruzado el avituallamiento en un miserable minuto. Las palabras bordes que le suelta en el video del año pasado a un tipo del avituallamiento porque no le dice con precisión cuánto hace que ha pasado Nerea (https://www.youtube.com/watch?v=H7dxdsjsmJs, minuto 16:30)... Y de Emilie ya he hablado suficiente. Que ese extra de competitividad y los intereses que se empiezan a manejar en estas carreras, pueda llevarles a la trampa, no sería la cosa que más me sorprendería en el mundo. Pero de todas maneras, igual que hay muchas trampas que quedan impunes porque nadie se entera, también hay muchos rumores de trampas que son infundados y hay que ir con cuidado para no colgar etiquetas más negativas de la cuenta de forma injustificada. Para mí la conclusión es que si las organizaciones de las carreras de montaña quieren evolucionar de manera coherente a la afición, intereses y dinero puesto en juego en este deporte, tienen que poner medios para evitar todas estas irregularidades y que las trampas se paguen cuando se hacen y no se castiguen cuando no existen. Creo que sólo con poner controles sorpresa de paso y de material, no en los collados sino en el típico repecho de mierda puesto para joder pero que se puede evitar fácilmente por una carretera de al lado, ya se evitarían bastantes cosas (que no todas). Eso no le quita un ápice de romanticismo a este deporte, mientras que apelar al espíritu de la montaña y a que se debe confiar en la honestidad de todo el mundo, para mí es vivir en el planeta piruleta.

Sí, soy incapaz de escribir un post corto, incluso cuando no hay carrera de por medio...

Soltado todo este rollo sobre posibles trampas gordas, voy ahora con puntos que opino que debería cambiar el reglamento si se quiere ir en dirección a una carrera más equitativa para todos y evitar otras trampas, menos radicales pero en mi opinión también injustas.
Tema asistencia en carrera, veamos lo que dice el reglamento de la carrera al respecto:


ASISTENCIA
Queda prohibida la asistencia personal a lo largo del recorrido, está permitida en los puntos de reposo sin invadir las zonas reservadas a los corredores y respetando las restricciones de tránsito de las calles.
Se permitirá la asistencia personal en las bases sólo para un máximo de dos personas por participante. La asistencia no deberá causar disturbios a los demás corredores y a los voluntarios de las bases. 
Los voluntarios de la organización pueden limitar el acceso a algunas zonas de las bases. 
Los acompañantes no tienen derecho a consumir alimentos o bebidas destinados a los corredores.


Empecemos por la situación en las bases de vida. Éstas suelen estar situadas en edificios, un hotel, un pabellón, el ayuntamiento... íntegramente destinados a ello. Llegas por una puerta y todo está muy bien indicado para ir pasando por las diferentes etapas: chip de control, bolsa, comida,... 
Versión sólo: viene un tío, te pregunta el dorsal, va a buscar tu bolsa, sigues a donde la comida, pides un plato de macarrones pero tienes la bolsa en una mano y los bastones en la otra con lo cual vas al comedor, dejas todo vuelves a por los macarrones, te sientas, te has olvidado el agua, vuelves, comes mientras piensas en qué tienes que coger y qué tienes que dejar en la bolsa, empiezas a deshacerla para encontrar lo que necesitas... Un estrés... Por poner un ejemplo de problemas absurdos que se derivan de esa acumulación de tareas, en toda la carrera no llegué a encontrar un bote de vaselina que había metido para aliviar las rozaduras en los muslos. Cuando llegué al apartamento salió del fondo de la bolsa con cara de burla.
Versión ejército de lacayos: llegas, un compi que sabía que llegabas ya le ha pedido la bolsa al de la organización (o incluso nunca has dejado la bolsa a la organización y es tu equipo el que te la lleva de lado a lado), te sientas, te ponen una manta en als piernas, tienes preparadas diferentes opciones de comida de la cual escoges la que más te apetece en ese momento, por ejemplo el batido de turno personalizado que ya sabes que te va bien, la bolsa con la ropa para el siguiente tramo ya está encima de la mesa, otro tío te rellena los bidones y cambia el material de la mochila mientras comes, te pasan referencias de los de delante, los de atrás, los de arriba y los de abajo, tienes alguien con la cabeza fría que te recuerda que el siguiente tramo es duro, que comas, que bebas,...

A medida que avanzan los kilómetros y la cabeza funciona peor, la diferencia entre una modalidad y otra se traduce en minutos y horas que se van acumulando. Pero cuidado, eso está permitido en el reglamento... Bueno, ignoremos lo que dice de las dos personas, que se lo pasan por el forro, pero la asistencia en las bases de vida está permitida. Me podréis decir, "bueno, pues lleva tú también asistencia". A lo cual yo respondo "OK, pues que alguien me la pague". Evidentemente, uno ya tiene suficiente con el dinero de la inscripción y de toda la preparación, el viaje, el apartamento... En pocas palabras, cuanto más se permita la asistencia más se está favoreciendo a la gente de la zona o a la gente profesional o semi-profesional que tiene el apoyo de un equipo que pone la pasta y mueve a la gente.
El reglamento se empieza a tambalear cuando empiezas a ver corredores que disponen de toda esa ayuda en puntos que no son bases de vida. Puede ser la diferencia entre poderte cambiar en un refugio cualquiera después de una tormenta o tenerte que esperar 20 o 30 kms más allá a llegar a la base de vida de turno.
Pero podemos ir ya al punto que para mí es la vía de agua más flagrante de la normativa:
 "Queda prohibida la asistencia personal a lo largo del recorrido"
Pero se permite ir acompañado... O sea que puedes llevar un tío al lado, pero que no te va a dar comida, no te va a sacar las cosas de la mochila, no te va a ayudar a colocar los bastones... eso si me quedo en cosas "soft", o bien, si pasamos a cosas más ilegales, un tío que no te va a llevar una prenda de abrigo que compense la mierdecilla que tu has cogido para ahorrar peso, que no va a darte agua de la suya porque tu has salido con el bidón vacío para cargar menos o que no, directamente, va a llevarte la mochila. Evidentemente nadie controla eso a lo largo de 330kms. Salva Calvo cuenta en su crónica como llega Nick Hollon (el americano que quedó segundo y con el que ya coincidí en la Ronda) a la base de vida de Cogne con dos secuaces que llevan una mochila el doble que la suya, total para hacer la décima parte de kilómetros...mmmmm... Egoitz Aragón (11º clasificado y primer español, cuenta en su crónica para carrerasdemontana.com (http://carrerasdemontana.com/2014/09/13/tor-des-geants-2014-cronica-personal-egoitz-aragon-11o-absoluto-y-1o-espanol-un-popular-contra-la-elite/, vale la pena, otra versión que va en la misma dirección) cuenta cómo le pasa Emilie Lecomte con 6 tíos al lado. Franco Colle, el ganador, otro qué tal baila y sobre este me muerdo la lengua porque me he dicho que sólo contaré lo que me ha llegado de primera mano, porque vamos...
Pero para mí el principal beneficio de ir acompañado, en términos de tiempo y posiciones, es el tema del sueño. Llevar un tío al lado una segunda, tercera o cuarta noche, que te vaya hablando, que mire las banderas, que te dé collejas para que no te duermas, es la diferencia entre tenerte que parar a dormir o no. Sinceramente, para mí eso ES asistencia. En carreras como el Ultratrail del Montblanc o la Ronda dels Cims en Andorra, no se permite el acompañamiento de los corredores. Creo que si se quiere favorecer la igualdad entre el que viene de Aosta, el que pertenece al equipo Salomon y un pringao que viene de Japón, el acompañamiento no debería estar permitido.

En resumen, sobre todo este tema de la asistencia. Me parece razonable permitir que una persona te asista en el avituallamiento y sólo ahí, yo mismo tengo la ayuda de mis padres cuando hay carreras cerca de casa (aunque distamos bastante de la logística y sincronización que he observado por ahí...). Dicho eso, también me parecería lógico y aceptable la opción "cero asistencia", es decir, lo que te proporcione la gente del avituallamiento. Pero el panorama que se empieza a ver de gente que te coge y quita los bastones donde te conviene, tener a un tío que te cambia una mochila por otra sin siquiera pararte y toda la ristra de cosas que ya he contado antes... Creo que si se quiere seguir presumiendo de la esencia que tiene este deporte, los reglamentos deben ir en dirección de favorecer la igualdad. Para mí eso no tiene por qué estar reñido con que las carreras de montaña se profesionalicen. El que se gane la vida con esto que se las gane con todas las de la ley.

Ya para acabar, como tengo la sensación de que con todo este rollo a alguien se le pueden quitar las ganas de vivir una aventura como el TOR, tengo que decir que nada más lejos de mi objetivo. Es cierto que al convivir con gente que corre en distintas condiciones sientes cierta impotencia y te puede quedar cierta duda de en qué posición estarías en otras condiciones, pero todas estas historias no quitan ni un ápice, más bien al contrario, de la satisfacción que tienes al superar las dificultades y los momentos difíciles que te plantea una experiencia vital como la que supone esta carrera.

Ale pues, seguro que tenía más cosas en mente pero ya os he dado la chapa suficiente. Si alguien muerde el anzuelo podemos seguir con el debate.

Besos y abrazos