Google+ Badge

viernes, 20 de diciembre de 2013

7 Ultras - 7 Continentes

Vamos a sacarle las telarañas al blog…

Cuando en verano me vino a la cabeza la idea del Proyecto Le Treg, lo hizo de la mano de una iniciativa personal a más largo plazo consistente en realizar una carrera de ultradistancia en cada continente. Aunque ya comenté algo en aquel post, voy a explicar ahora de qué va y en qué consiste la idea.

El lema principal del proyecto que lleva por nombre 7 Ultras 7 Continentes (llamadme original…) es el descubrir diferentes tipos de carreras, culturas y entornos naturales. No se trata para nada de buscar carreras que destaquen por su nivel competitivo, aunque algunas también lo puedan tener. Unas son más duras, otras menos, pero cada una de ellas representa un viaje, una aventura, con la que me gustaría descubrir nuevos lugares y nueva gente.


Para darle forma y difusión al proyecto hemos desarrollado una web, o mejor dicho, se la ha currado mi amigo Carles con la poca ayuda que yo le he proporcionado (aprovecho para agradecer públicamente todo ese trabajo ;-)). Ahí tenéis la dirección: www.7u7c.org. En ella aparece la idea general del proyecto y detalles sobre las diferentes etapas. También se va actualizando la información de la etapa siguiente, como es en este caso la del Proyecto Le Treg. Espero que os guste y, como siempre, las sugerencias son más que bienvenidas.

Como os podréis imaginar, tenía mil opciones en la cabeza a la hora de decidir los objetivos y me lo pasé pipa recorriendo todos los calendarios de carreras habidos y por haber. Finalmente este es el resultado de horas de masticar la idea y soñar despierto:

Africa (Chad): Le Treg
Bueno, con este tema ya os he machacado bastante entre blog y Facebook. Esta primera etapa ya está en marcha y se celebrará la segunda semana del mes de febrero de 2014. Se trata de una carrera de 170 kilómetros en autosuficiencia en la zona del Ennedi, en el norte del Chad. En otras palabras, un sitio al que nunca hubiese dicho que iría. Para mí representa descubrir lo que es una carrera por el desierto, aunque no se trata de una carrera atravesando dunas y más dunas sino que es una región con una serie de formaciones rocosas bastante curiosas. Como muchos sabéis, paralelamente a la carrera estamos llevando a cabo una campaña de recogida de ropa para llevar al Chad junto con más material que lleva por su parte la organización de la carrera (para los que no conocéis la iniciativa: https://www.facebook.com/proyectoletreg).

 Europa (Italia): Tor des Geants
Ya hace varios años que la segunda semana del mes de septiembre, la paso enganchado a Internet siguiendo las evoluciones de esta carrera. Se trata de una vuelta gigante al valle de Aosta, en el extremo noroeste de Italia, que atraviesa los macizos del Mont Blanc, Monte Rosa, Cervino y Gran Paradiso. 330 kilómetros y 24000 metros de desnivel, unos números que introducen en la carrera un elemento diferente que es la gestión del sueño. Dispones de 6 puntos intermedios en los que puedes dormir el tiempo que quieras, además de refugios y avituallamientos donde te puedes parar un máximo de 2 horas. El valle entero se vuelca con la carrera y los amigos que la han corrido hablan maravillas. En la última edición asistí como público y quedé enamorado. El punto negativo es que se entra a través de un sorteo, pero está claro que lo vamos a intentar de cara a 2014 (http://www.tordesgeants.it).


Sudamérica (Argentina): La Misión
Esta carrera se celebra en la región de Bariloche, en la Patagonia Norte argentina. Cuando estuve cerca de ahí hace unos años me quedé con las ganas de visitar esta zona de lagos y montañas que es famosa por su belleza en toda Sudamérica. La Misión es una carrera de 160 kilómetros y unos 8500 metros de desnivel positivo. El terreno es una mezcla de bosque y tarteras, que parece (digo parece por las fotos porque no he estado allí) menos técnico que lo que uno se puede encontrar en muchas carreras de aquí. La carrera se celebra durante el mes de febrero, es decir en pleno verano austral. Las fotos que salen en la web son espectaculares (http://lamisionrace.com.ar/2013/).


Oceanía (Indonesia): Volcans de l’Extrème
Aquí entramos en terreno complicado, hablando desde el punto de vista logístico y económico. Se trata de un viaje y una carrera por etapas que se lleva a cabo en la isla de Java, en Indonesia. No es una carrera especialmente dura, al menos comparada con las otras. Son 165 kilómetros con 9000 metros de desnivel positivo que se cubren en un total de 8 etapas de longitudes muy diversas. La he escogido frente a otras que se celebran en Australia o Nueva Zelanda porque el ambiente volcánico y el hecho de que sea por etapas de diferentes modalidades, me parece un rasgo característico respecto al resto de carreras del proyecto. Por otro lado podemos discutir si la isla de Java es Oceanía o Asia, pero en fin, la cuestión es que me pareció la carrera más atractiva de la zona!
(http://www.lesvolcansdelextreme.com)

Asia (Bhutan): The Last Secret
Pocos países permanecen más inmunes al “desarrollo” occidental como Bhutan. Si excluimos a aquellos que mantienen un aislamiento a costa de un régimen opresivo, probablemente encontremos en este país del Himalaya un caso prácticamente único. El contacto con la cultura budista y el descubrir los factores que llevan a que este país tenga el “mayor índice de felicidad”, dotan a esta etapa del proyecto de un interés especial. En el aspecto deportivo, se trata de un recorrido de 192 kilómetros y 10000 metros de desnivel positivo en 6 etapas. Igual que en el caso anterior, no se trata de una carrera que destaque por la dureza deportiva (sin que eso signifique que es un paseo) sino que me llamaba especialmente la atención por la cuestión social y cultural de este país (http://www.global-limits.com/bhutan-the-last-secret.html)



Norteamérica (Canadá): Yukon Arctic
Esta es una carrera, o mejor dicho una serie de carreras, que se celebra en el estado de Yukon, en el noroeste de Canadá, cada mes de febrero. Las opciones a nivel de distancias son de maratón, 100, 300 y 430 millas (ésta última se celebra cada dos años). También hay diferentes modalidades en cuanto a cómo hacer el recorrido, que puede ser en mountain-bike, con esquís o corriendo. Lo mío sería correr, y llegados a estas alturas del proyecto, la idea sería “caballo grande ande o no ande”. 430 millas, más que una carrera son una aventura. La distancia y la época del año la convierten, según el lema de la organización en “the world’s toughest and coldest ultra”. Temperaturas de -20ºC o -30ºC son habituales en esa región en esa época del año. No se trata de una carrera de montaña con grandes desniveles sino más bien una larga travesía por ambientes extraídos de la película “Into the Wild”.
 (http://www.arcticultra.de/en/)

Antártida: The Last Desert
Y para rematar la faena nos quedaría esta carrera en ese continente que todos vemos tan lejano. Consiste en una carrera por etapas en diferentes puntos de la Península Antártica. Un total de 250 kilómetros en 7 etapas y en autosuficiencia. La dureza principal proviene sobre todo del ambiente y las temperaturas. El atractivo aquí nuevamente procede más del entorno natural, del descubrimiento del último rincón mínimamente virgen del planeta, más que del ámbito propiamente deportivo.
(http://www.4deserts.com/thelastdesert/)

Pues esta es la idea. Lo cierto es que es un proyecto a medio plazo, que espero combinar con otras carreras y actividades. Al durar varios años cabe la posibilidad de que alguna de las carreras sufra modificaciones o incluso desaparezca, por lo que me reservo el comodín de cambiar alguna de las carreras, siempre manteniendo la filosofía de descubrir naturaleza, deporte y cultura. El desarrollo del proyecto excede el terreno propiamente deportivo y, en algunas de sus etapas, presenta dificultades importantes a nivel de logística y sobre todo a nivel económico. Eso implica que voy a tener que buscarme bastante la vida, tal como estoy haciendo con la primera fase del Proyecto Le Treg.

No sé si seré capaz de tirar adelante con todo, si podré encontrar los medios de llevar a cabo el proyecto hasta el final, cómo evolucionará la vida durante este tiempo… Lo que está claro es que tengo ganas de intentar cumplir el sueño que apareció de repente mientras aparcaba el coche una tarde de julio. Y es que como dice Kilian “si no soñamos estamos muertos”.

Besos y abrazos